SEBASTIAN “LARRY” CREUS

ENTRENADOR DEL EQUIPO DE SUPERLIGA 2 MASCULINO

Sebastián Creus observando una apción de ataque del equipo.

Sebastián Creus, más conocido como Larry, aterrizó en el club voleibol Xàtiva para hacerse cargo del equipo de Superliga2 masculino. De lejos parece una persona callada y sosegada, más bien tímida. No obstante, esta temporada ha estado diversas ocasiones al límite de un ataque de nervios; y es que a pesar de la buenísima temporada de su equipo, de los 18 encuentros disputados hasta ahora 6 de ellos han terminado con un 3-2. Sin ir más lejos, el encuentro disputado frente al Arona de Tenerife el pasado 9 de marzo terminó con un quinto set con un parcial de 28-26, no apto para cardíacos.

¿A qué edad comenzaste a jugar al voleibol?

Empecé a los 16 años, bastante tarde, pero tenía muchas granas y gracias a ello aprendí muy rápido.

¿Por qué comenzaste a practicar este deporte?

Yo hacía atletismo, mi hermano mayor jugaba al voley, poco a poco un gran entrenador y motivador me fue convenciendo para que empezara.

¿Qué momentos destacarías de tu carrera como jugador?

Hay tantos que no sabría elegir. Todos me enseñaron algo: mi primer partido en los sénior de River (con muchos fenómenos que me enseñaron muchísimo), mi debut en la absoluta contra Brasil, mi primer partido en A1 en Italia (titular entre un clásico de la liga Módena-Treviso), el año en San Giustino (mejor central de la A1). Partidos hay muchos, me quedo con momentos y experiencias

¿Cuál ha sido hasta ahora el momento más duro de tu carrera?

Volver a España y ver el voleibol que había quedado, dejar de entrenar por desilusión.

¿Qué diferencias notables dirías que hay entre jugar y entrenar?

Digamos que entrenar es algo más complejo de lo que uno cree. Entrena el que está en su casa y piensa en comer bien para ir luego a entrenar, o el que piensa camino a casa todo lo que salió mal en el último entrenamiento para mejorarlo la próxima vez. Entrenar es estar mentalmente al 200%, no importa el nivel que tengas ni las horas que les eches, importa lo que realmente absorbas del entrenamiento, de ver un partido de voleibol, de las experiencias que vives. Lo más difícil es convencer que no es lo mismo entrenar que venir a entrenar.
Me propongo tratar de transmitir sin tener que formar parte del entrenamiento, desde fuera, eso es lo más difícil. Lo más fácil sería mostrar con el ejemplo.

Has conseguido que en más de una ocasión alguno de tus jugadores formaran parte del septeto ideal de la jornada, ¿en qué centras los entrenamientos diarios del equipo?

Justamente en eso, hacer entender que no es lo mismo entrenar, que venir a entrenar. Que para lo primero se requiere puntualidad, compromiso, respeto y una mentalidad superadora. Es duro, sobre todo mentalmente, pero algunos ya lo van pillando.

¿Tienes algún entrenador/a como referente?

Todos los que tuve, que por suerte fueron los mejores y de cada uno aprendí muchísimo.

Actualmente el quipo ocupa la 7ª posición, ¿Qué objetivo te marcaste para esta temporada?

Mi objetivo principal es primero que los chavales se pongan en duda, y se den cuenta que lo que hicieron hasta ahora no es suficiente. A partir de ahí que crezcan.
Como les dije el primer día y se lo repetí ya un par de veces, si pretenden que  Larry esté en el banquillo, y que haciendo lo mismo de siempre automáticamente se ganen todos los partidos, lo tenemos jodido.
No quise fichajes ni gente experta, solo gente del club, joven y con ganas de aprender. De ahí que con mi compañero Rafa Mora (entrenador del Juvenil, y a mi entender el mejor fichaje del club) el objetivo es ir formando una cantera de nivel. Mi sueño es terminar el año con 4 juveniles en el campo, no regalándoles el puesto, si no habiéndoselo ganado. Si eso se da, podremos quedar últimos, pero el club habrá ganado y yo estaré satisfecho. El potencial está, el tiempo dará la razón o no. El balón nunca miente.

¿Algún consejo para futuros jugadores/as que quieran llegar a la élite del voleibol?

Cuando crean que están entrenando de verdad, va a haber alguien que está entrenando el doble, y cuando entrenen el doble, recién estarán empezando a entrenar.

¿Qué meta te has propuesto como entrenador?

Ayudar al voleibol. Es realmente duro, pero nunca fui de bajar los brazos. Estoy en esto por pura pasión, no quiero hacer carrera como entrenador. Aprendo día a día cosas nuevas, y son bagajes nuevos de vida.